11 julio 2009

LOS SPIDERMAN DE STRACZYNSKI

Título: BEST OF MARVEL: SPIDERMAN DE STRACZYNSKI, 6
Autor: JOE M. STRACZYNSKI (guión), MIKE DEODATO JR (dibujos).
Editorial: PANINI
Páginas: 144
PVP: 15 €

Citado como uno de los creadores del serial televisivo Babylon 5, Joseph Michael Straczynski (Paterson, 1954) –o JMS como también se le conoce– posee una dilatada carrera en la televisión que incluye su participación en calidad de guionista, coproductor o supervisor de producción en teleseries como Másters del Universo, The New Twilight Zone o Se ha escrito un crimen. Ha trabajado para la industria del cine, es novelista, articulista de publicaciones como Los Angeles Times, Writer’s Digest o Penthouse, y recaló como guionista de cómics en Marvel en 2001 tras haber escrito apenas un puñado de tebeos, en especial dos, ambos editados por Top Cow: Rising Star (24 números, comenzados en 1999) y Midnight Nation (12 números editados entre 2000 y 2002). Al frente de ambas cabeceras, JMS desarrolló elementos del género de superhéroes y de la ciencia ficción, junto con otros más propios del terror y la fantasía, mostrando la pizca justa de brillantez y originalidad, un buen manejo de los elementos narrativos y un excelente sentido del ritmo.
Contratado por el gigante de la edición de cómics de superhéroes para insuflar nueva vida a Spiderman después de que el personaje estrella de la casa hubiese sido maltratado hasta la saciedad por una sucesión de guionistas mediocres –continuamente intervenidos en sus decisiones creativas por el staff editorial–, Straczynski propuso desde su llegada (The Amazing Spider-Man, vol. 2, nº 30, junio de 2001) una labor independiente y fresca. Su versión devolvió al personaje buena parte de la esencia perdida y sorprendió a los lectores al demostrar que el concepto creado por Stan Lee y Steve Ditko en la década de 1960 podía actualizarse y resultar interesante cuarenta años después sin necesidad de ser deformado hasta lo irreconocible.
Straczynski ideó un nuevo elenco de personajes secundarios y reforzó la presencia de los más clásicos para que la serie presentase un aspecto familiar, escribió argumentos ágiles sazonados con diálogos ingeniosos y divertidos y estructuró un desarrollo a medio plazo (hasta The Amazing Spider-Man, nº 508, julio de 2004) que reinterpretaba algunas de las características definitorias del protagonista, dotado a partir de ahora de un parentesco esotérico con las arañas.
La considerada segunda etapa de Straczynski, esta que comienza con el volumen 6 de la edición en tomo de Panini o, lo que es lo mismo, el nº 509 de The Amazing Spider-Man, es un camino largo y embarrado, marcado sobre todo por argumentos polémicos y decisiones artísticas que encubren estrategias de marketing e imposiciones editoriales. Hasta su marcha, en 2007, Straczynski prácticamente no dejó títere con cabeza y logró diluir casi por completo el grato recuerdo de sus primeros números.
Analizar esta misteriosa inversión es el único motivo que se me ocurre para sugerir a alguien su lectura.

Javier Fernández

3 comentarios:

Alvy Singer dijo...

Es terrible. Pero TERRIBLE. Stracynski intentó darle un reboot que aún, pero para mi el equipo del trepamuros de hoy es muy, muy eficaz: estructurado como un equipo de guionistas de televisión, con talentos artesanales de la talla de Mac Guggenheim y Dan Slott, que dan diálogos frescos e importancia a los secundarios.

Javier Fernández dijo...

La fórmula editorial del nuevo Spiderman, me parece interesante pero es que todo esto de reinventar el personaje me parece un poco cansino. Me compré los primeros y tenían bastante ritmo pero no me engancharon, y mira que le tengo cariño al personaje...

Alvy Singer dijo...

Yo me he comprado dos o tres números (me he bajado cuatro más), y siempre en momentos de trayectos repetidos de autobús. Creo que la esencia de Spider-Man es que tiene unas reglas que al incumplirse...pues no ofrecen mucha escapatoria porque lo de McFarlane fue el momento, pero quitó a Spider-Man de la grandeur de Lee, Ditko y Romita, los grandes titanes.

Y son artesanales y por eso uno 'no se engancha', como ud. dice, pero sí que capturan la idea de su tiempo, que es la de tener muchos misterios abiertos y que el personaje tenga una inmediatez teen que sólo recuperó lateralmente en el irregular Ultimate de Bendis.